¿HAS VUELTO DE LAS VACACIONES? NUESTROS 5 TIPS PARA CONVERTIR EN POSITIVA LA VUELTA A LA RUTINA

Ni las vacaciones son la panacea, ni la vuelta a la rutina es una tortura. Prepárate para la vuelta.
la-forma-de-caminar-que-realmente-consigue-que-adelgaces-y-que-estes-en-forma
Por Elena Cucala
Desarrollo de Personas y Organizaciones

 

Se acabó el mes de agosto. Para la mayoría de nosotros se acaban también las vacaciones de verano, esa maravillosa etapa de muchos SIN y muchos CON. Sin horarios, sin obligaciones, sin normas, sin prisas. Con familia, con amigos, con playa, con sol, con siestas…dicho así, pareciera que la vuelta a la rutina debiera ser una condena. Nada más lejos de la realidad. No vamos a negar que los primeros días pueden ser difíciles, pero queremos centrar este artículo en facilitarte aquellas sugerencias que harán más llevadera la vuelta al trabajo.

Ni las vacaciones son la panacea, ni la vuelta a la rutina es una tortura. Prepárate para la vuelta.

  1. “Ay qué pesado, qué pesado, siempre pensando en el pasado…” No vuelvas a tu día a día pensando únicamente en lo bien que lo pasaste y lo desafortunado/a que eres porque ya terminó. Aquí y Ahora, disfruta tu presente. La rutina tiene cosas maravillosas, y si no las tiene, incorpóralas, es el momento de crear nuevos hábitos positivos.
  2. Haz cada día algo que te haga feliz. Piensa en aquello que te da energía, que te llena de vitalidad. Incorpóralo a tu rutina diaria. No importa si es deporte, lectura, meditación, charlas con amigos o momentos de soledad. Descubre qué te hace florecer e incorpóralo a tu día a día.
  3. ¿Qué te gusta de las vacaciones? Piensa si hay algo de tu período vacacional que puedas incorporar a tu rutina diaria, semanal o mensual, ¿desayunar con calma, hacer la siesta, jugar con tus hijos, viajar…? Piensa en ello y no lo dejes únicamente para un corto período del año
  4. Hábitos saludables. “Mens sana in corpore sano”. Recuerda que el verdadero bienestar implica un equilibro entre Cuerpo, Mente y Alma. Así que lejos de ser un tópico, es una realidad: dieta equilibrada, algo de deporte y un buen descanso. Elementos clave para mantener a raya el temido estrés y garantizarnos una vida mucho más saludable
  5. Plantéate metas y objetivos a corto plazo. No hacen falta grandes retos, cosas sencillas que quieras conseguir. Si cierras los ojos y sueñas un poco, ¿qué te gustaría alcanzar? Pues ponte a ello. Las metas nos motivan, nos guían, nos activan. Son un combustible magnífico

 

Desde Alenta te invitamos a cambiar esa visión de la rutina que la convierten en una condena. Haz de tu rutina algo maravilloso o diséñate una vida poco rutinaria

¿Te acompañamos?

#Bienestar #CambioDeHabitos #Coaching