¿Tú también crees que controlas el estrés? Ese enemigo invisible que frena el Bienestar. Síntomas y Estrategias de ataque.

estres (2)

Por Elena Cucala

Desarrollo de Personas y Organizaciones

 

 

El 71% de los españoles reconocen tener estrés, según un estudio realizado por Cigna Corporation titulado “360º Wellbeing Survey 2019: Well and Beyond”

Y personalmente no creo que el otro 29% no lo tenga: la mayoría no lo reconocen. Y otros muchos lo tienen en algunos momentos, sin embargo saben manejarlo con estrategias adecuadas. Y aquí está la clave.

Tener estrés o ansiedad no te hace menos cool, te hace más humano. Y pedir ayuda o invertir en ti para frenarlo te hace muy grande, en mi opinión. ¿Hay acaso algo más valioso que invertir en uno mismo? Y no solo es una cuestión de querer vivir mejor (por si esto fuera poco) sino que empezaremos a tener un rendimiento más alto a nivel profesional, siendo más creativos, más resolutivos, más productivos en general.

Bajo los síntomas del estrés incluso las relaciones con los demás se deterioran; vivimos enfrascados en emociones negativas como la ira, el enfado y el miedo y nuestro lenguaje es negativo, con el impacto que esto provoca en uno mismo y en los demás. La mayor parte de gente no es consciente ni lo acepta porque en general asociamos el  estrés a la imagen de una persona que va muy deprisa de un lado a otro resoplando y sin tiempo para nada. El típico estresado. Es cierto que andar lento nos ayuda a estar más calmados, sin embargo yo a veces ando deprisa y no estoy necesariamente estresada, estoy enérgica. Estar estresada es otra cosa, ¿no te ocurre?

El estrés tiene otros muchos síntomas que debemos empezar a identificar para poder afrontarlo, ¿quieres conocerlos?

 

  • Saltar por todo

Implica estar a la defensiva, no escuchar y estar especialmente negativo o quejica.

Hasta el ruido nos irrita, estamos más sensibles de lo normal, porque nuestra mente ya no puede con más estímulos.

 

  • Agotamiento físico y mental. Falta de energía y concentración

Estamos en un estado de cansancio continuo, cualquier cosa nos da pereza, incluso quedar con los amigos. Y no hablemos de trabajar, estamos agotados y nos falta la motivación, lo que disminuye nuestra productividad. Nos sentimos abrumados

El agotamiento mental se manifiesta muchas veces en la falta de agilidad física: se nos cae todo de las manos o estamos más torpes de lo normal. Nos falta concentración. El sistema nervioso está desbordado.

 

  • Cuello o mandíbula rígidos. Contracturas musculares
  • Dolores de cabeza

 

Hay muchos más, pero estoy segura de que ya los conoces. Como ves, tener síntomas de cuadro de estrés no siempre es correr de un lado a otro, sino que algunos de ellos nos pueden resultar sorprendentes. Espero que conocerlo te ayude a detectarlo, y sobretodo que decidas hacer algo por ti. El verdadero cambio se produce a nivel profundo, cuando tomamos conciencia y emprendemos un plan que nos lleve a otro estilo de vida.

Aquí te comparto algunas estrategias de afrontamiento avaladas por la ciencia:

  • Ejercicio físico, que te guste
  • Contacto con la naturaleza, si no puede ser a diario, al menos algún día por semana
  • Nutrición saludable: existen muchos alimentos que nos ayudarán enormemente en épocas de estrés, y otros que lo agravarán
  • Actitud Positiva. Optimismo. Cuidado con tus pensamientos
  • Gestión emocional: aprende a identificar y gestionar tu ira, tu ansiedad y tus miedos
  • Asertividad: aprende a decir no
  • Relajación y respiración consciente
  • Mindfulness o Atención Plena, aprender a centrarnos en el momento presente con atención y aceptación.

 

En el entorno corporativo, si quieres que tus equipos aprendan a gestionarlo de otra forma y minimizar así el impacto del exceso de trabajo, no dudes en contactar con nosotros.

¿Conoces nuestro Programa Programa de Bienestar y Gestión del Estrés para el Alto Rendimiento?

alenta@alentaequipo.es

www.alentaequipo.es