REINVENTARSE ES IR MÁS ALLÁ

¿Reinventarse? ¡Sí! Superar miedos, replantear ideas, transformar objetivos, comportamientos. En fin, revolverlo todo y no tener miedo al cambio.

Por Tamara Ferrer
Recruiter 2.0

 

Tener miedo al cambio es normal. De hecho, es lógico. Vivimos en una época complicada, en un momento social, económico y sanitario muy complicado para todos y todas, una época que trae consigo grandes transformaciones. Quizás ya te haya tocado afrontar (o no) un cambio radical, como un despido, un cambio de empleo o una crisis personal o laboral, y hacerlo es algo verdaderamente difícil. A veces no se saben asimilar estos cambios y es que para ello, en ocasiones, es necesario ir más allá. A veces, es necesario reinventarse y buscar en lo más profundo de ti.

¿Reinventarse? ¡Sí! Superar miedos, replantear ideas, transformar objetivos, comportamientos. En fin, revolverlo todo y no tener miedo al cambio. Tienes más capacidades dentro de ti de las que imaginas y puedes lograr cualquier cosa que te propongas.

¿Y cómo podemos hacerlo?

Mejora tu forma de pensar. Detecta tus pensamientos negativos y cámbialos por respuestas positivas. Vence al miedo. Mejora la manera en que te percibes a ti mismo y como concibes tu situación actual y el futuro.

Analiza el interior y el exterior. Conocerte mejor a ti mismo te ayudará a seguir adelante. Saber lo que uno quiere, es lo más importante para empezar el proceso de reinvención.  Lánzate preguntas y busca respuesta. ¿Cuáles son mis puntos fuertes? ¿Qué capacidades tengo? ¿Qué estoy dispuesto a hacer? ¿Dónde están las oportunidades?

Aprende. La reinvención es un proceso que nunca acaba. Gana conocimientos y aprende de otros, es imprescindible buscar otras perspectivas.

Visualiza tu nuevo futuro. Busca lo que deseas y confía. Se constante. Mantén una actitud positiva y motivada. ¡Porque SI QUIERES, PUEDES! A pesar de que la vida nos ponga obstáculos, la actitud es muy importante para afrontar estas situaciones. Tu decides si ves “el vaso medio lleno o el vaso medio vacío”.

Planea e impulsa el cambio. Proponte metas, busca vías para alcanzarlas, revisa logros regularmente y si no hay cambios a corto plazo, cambia acciones u objetivos.  Recuerda que un objetivo sin un plan es solo un deseo.

¿Y ahora que? Si estás pensando en reinventarte, piensa que lo más importante es querer hacerlo, la dedicación y el compromiso. Y sobre todo, no olvides que reinventarse no es dejar de ser tú, al contrario, significa acercarte a tu esencia.

¡Confía en ti y a por ello!