LAS 6 CLAVES DE LA EMPLEABILIDAD

La empleabilidad es la capacidad de una persona para acceder a un puesto de trabajo, mantenerse en él y reorientarse profesionalmente en caso de su pérdida.
Fotolia_52189293_Subscription_XL-e1459785568948
Por Tamara Ferrer
Recruiter 2.0

 

La palabra mágica en la búsqueda de empleo es empleabilidad. La capacidad de una persona para acceder a un puesto de trabajo, mantenerse en él y reorientarse profesionalmente en caso de su pérdida.

Una persona es “empleable” si posee los requisitos en términos de conocimientos y competencias demandados por los empleadores para su perfil y es capaz de transmitir adecuadamente un mensaje al mercado. ¿Y para que sirve ser más empleable? Los cambios en el mercado laboral, la competencia creciente entre los candidatos, la necesidad de diferenciarse del resto y la obligación de adoptar estrategias diferentes de búsqueda que pueden llevarnos incluso a cambiar de carrera, de sector o de profesión para dedicarnos a algo que nunca antes habíamos hecho.

¿Y cómo puedes ser más empleable?

Conocer el mercado. Indagar a través de portales de empleo, redes profesionales, conocidos… ¿Qué es lo que el mercado necesita? ¿Cuáles son los sectores de mayor demanda? ¿Mi perfil y mis objetivos, se adecuan a las necesidades, demandas y requisitos del mercado? O no. Toda información te permitiría situarte en la realidad del mercado, para definir tus objetivos profesionales.

Formación continúa. Un aspecto fundamental es estar actualizado sobre nuestra área de especialidad y nuestro sector. De ahí que es importante, identificar en tu perfil, las áreas de mejora y formación para llevar acciones que permitan  incrementar tu empleabilidad en el mercado.

Potenciar tu perfil profesional. La idea acerca del perfil profesional va mucho más allá del concepto tradicional de CV, en el que mostramos lo que hemos sido, pero no nos permite demostrar lo que valemos. Debemos añadir el concepto de actividad proactiva para posicionarnos no mediante lo que fuimos, sino a través de hechos concretos que demuestren nuestras capacidades.

Adquirir competencias digitales. Todo cambia muy deprisa en esta sociedad que vivimos y hay una serie de competencias digitales que todo profesional debe tener para afrontar el proceso de transformación digital, tales como; conocimiento y comunicación digital, gestión de la información, trabajo y liderazgo en red, visión estratégica y orientación al cliente. Y sobre todo, estar presente en las redes sociales profesionales, algo imprescindible.

Crear una buena marca personal. Es fundamental que construyas el mensaje por el cual quieres que el mercado te recuerde o bien por lo que quieres que te llamen. De ahí la importancia de reflexionarlo y darlo a conocer. Esta marca tiene que reflejar quién eres y hacia donde te quieres dirigir.

Networking. Es fundamental mantener e incrementar la red de contactos. Es donde el mayor número de oportunidades profesionales se encuentran. La iniciativa y pro actividad son claves a la hora de incrementar nuestra red tanto, presencial como on-line.

Recuerda que la empleabilidad es la clave para que te adaptes a las exigencias de las empresas y a los vaivenes constantes del mercado laboral.

Y tú, ¿Eres empleable?

‘No sobreviven la especies más fuertes, ni la más inteligentes, sino las que mejor de adaptan al cambio.’ Charles Darwin