LAS TENDENCIAS QUE DEFINIRÁN LA GESTIÓN DEL TALENTO Y EL BIENESTAR EN 2021

los seis retos principales a los que se tienen que enfrentar con urgencia las empresas en cuanto a la gestión del capital humano en la coyuntura actual

Por Tamara Ferrer
Recruiter 2.0

 

La irrupción de la crisis del coronavirus en nuestras vidas ha tenido un gran impacto no solo a nivel personal y a nivel empresarial, sino que ha traído consigo varios retos en la gestión de personas. Han surgido nuevas necesidades en muy poco tiempo y los departamentos de recursos humanos han tenido que resolver estas nuevas situaciones de la mejor manera posible, pero son retos que van a marcar el rumbo del próximo año y de las tendencias que definirán las estrategias en materia de personal en las compañías.

De hecho, según un estudio realizado por Sodexo Beneficios e Incentivos, el 77% de los responsables de RR.HH. considera que la gestión de personas les será un gran desafío con la nueva situación del COVID-19.

El estudio Retos de las empresas españolas en la era COVID-19 identifica los seis retos principales a los que se tienen que enfrentar con urgencia las empresas en cuanto a la gestión del capital humano en la coyuntura actual. El ranking sitúa la conciliación como el reto de mayor importancia, seguido de la transformación digital y las nuevas formas de trabajo, que ocupa el tercer puesto. Por su parte, la adopción de nuevas medidas de seguridad, mitigar el estrés de la hiperconectividad y gestionar la transformación de los beneficios sociales son los otros tres retos que figuran en el ranking.

Refuerzo de la salud del empleado y la conciliación. Las empresas deberán dedicar esfuerzos en nuevas acciones para cuidar el bienestar del trabajador ante esta nueva situación como, por ejemplo, a través de programas de Wellness, ofrecer atención psicológica o gym virtual. Además, un problema que se incentivará el próximo año es el estrés a causa de la hiperconectividad de los empleados y las empresas deberán trabajar en mitigarlo, de hecho, según datos de Sodexo, el 61% de las empresas ya ofrecen desconexión fuera del horario laboral y durante las vacaciones para solventarlo. Asimismo, el próximo año las empresas deberán buscar nuevas acciones para garantizar la conciliación de la vida laboral y personal.

Formación de los empleados en las nuevas necesidades digitales. La transformación digital que se ha producido en las empresas ha generado la necesidad de contar con empleados más especializados y que cuenten con capacidades digitales para realizar su actividad. Para adaptarse a esta nueva situación, el 44% de las empresas ofrecen soporte continuo y formación sobre el trabajo en remoto a toda la plantilla. Por este motivo, se espera que el próximo año las empresas sigan ofreciendo formación en las nuevas TIC para que los empleados logren las capacidades digitales necesarias en esta nueva realidad. 

Auge de metodologías agile. También a causa de la transformación digital de las empresas, las empresas apostarán por implantar metodologías de trabajo más ágiles como Scrum o Kanban. Esto es debido a que estas metodologías permiten una mayor flexibilidad ante el cambio y facilitan la integración de las personas involucradas en el proyecto. De hecho, el 41% de las empresas señala que la forma de trabajar tradicional en el día a día cambiará por estas nuevas formas de trabajo ágiles debido a la pandemia.

Refuerzo de la comunicación interna. En situaciones de crisis y de trabajo a distancia como la actual, la comunicación interna es una herramienta fundamental para mantener el contacto entre los empleados. La comunicación interna de la empresa ganará fuerza para afianzar el compromiso y mantener la motivación del equipo. De hecho, el 66% de las empresas ha reforzado ya su comunicación interna a causa del COVID-19 y se prevé que esta tendencia se mantenga el próximo año.

Espacios de trabajo más seguros. La vuelta a la oficina seguirá siendo todo un reto el próximo año. Los espacios de trabajo tradicionales cambiarán tal y como se conocen, de hecho, ya han ido cambiando implementando nuevas medidas de seguridad, como el reparto de mascarillas, más ventilación de las zonas, geles hidroalcohólicos o la implantación de turnos de trabajo. La previsión para el año que viene, es seguir aumentado la seguridad.

Digitalización de los beneficios sociales. La digitalización y las nuevas formas de trabajar tendrán un impacto en la oferta de beneficios sociales que la empresa ofrecerá a sus empleados/as en los próximos años. La implantación del teletrabajo hará que los beneficios tradicionales pasen a digitalizarse aún más y que incluso surjan nuevos. De hecho, según datos de Sodexo, el 48% de las empresas cree que el COVID-19 va a impactar en la política de beneficios que ofrecen a sus empleados y más de la mitad creen que surgirán nuevos beneficios como la formación online, suscripciones a contenido digital, a compras online, etc.

 

«El principal activo de las organizaciones son las personas que la conforman»