¿ES RENTABLE HABLAR DE FELICIDAD Y BIENESTAR EN LA EMPRESA?

Los estudios dicen que las empresas pueden aumentar su productividad en torno a un 30% gracias a la felicidad.
Group of successful business people happy in office
Por Elena Cucala
Desarrollo de Personas y Organizaciones

 

En esta vida hemos venido a ser felices…¿o no es así? Yo diría que sí, y no en vano hay toda una corriente defensora de conseguir la felicidad a toda costa (con la que por cierto, no me identifico).

La felicidad no es una cuestión de fórmulas exprés y recetas mágicas. Eso es otra cosa.

Necesitamos un poco de rigor científico para hablar de un tema como la felicidad. Y para ello no se me ocurre ninguna corriente más potente que la Psicología Positiva, que es el estudio científico del funcionamiento óptimo de las personas y las organizaciones. Es una perspectiva centrada en ayudar a las personas a desarrollarse plenamente y llevar una vida feliz caracterizada por bienestar físico, psicológico y social.

Gracias a toda la investigación realizada desde esta rama de la psicología, disponemos de mucha información científica que nos ayuda a saber qué hace felices a las personas. Ahí es nada.

¿Y qué tienen que ver las empresas con la felicidad de su gente? Quiero pensar que a estas alturas, cuando ya se ha puesto tan de moda hablar de organizaciones optimistas y felicidad en el trabajo, nadie se cuestiona la respuesta a esta pregunta.

Los estudios dicen que las empresas pueden aumentar su productividad en torno a un 30% gracias a la felicidad.

Cuando nos sentimos a gusto en nuestro entorno laboral, estamos más motivados y por tanto más comprometidos. ¡Compromiso! Eso tan deseado en nuestros equipos ¿verdad?

Ya lo hemos dicho otras veces y no nos cansaremos de repetirlo: si quieres un equipo implicado y comprometido, analiza qué estás haciendo como líder para que así sea. O para que no sea. Nuestra actitud y nuestro estilo de liderazgo tiene un impacto tremendo en el nivel de compromiso de nuestra gente.

Y como líderes, podemos hacer muchas cosas por conseguirlo. Hoy hablamos de una de ellas, la Felicidad. O el Bienestar

Pero cuidado, no confundamos felicidad con “buenrollismo” y alegría. Esta última es una emoción fantástica, pero estar alegre y contento no significa necesariamente ser feliz. La felicidad es mucho más compleja.

¿Para qué trabajar en la felicidad de los empleados?

En cualquier circunstancia, un trabajador/a feliz tendrá mayores niveles de satisfacción y compromiso con la organización. Será más creativo y más optimista. En circunstancias adversas, además, su optimismo le ayudará a no tirar la toalla, a luchar por encontrar recursos y soluciones. El optimista piensa que saldrá bien, y ello le hace seguir luchando.

Además, las emociones se contagian. Por tanto, no sé tú, pero yo prefiero tener a mi alrededor personas felices, optimistas, alegres y con sentido del humor. ¿a quién te llevarías a una isla desierta? ¿a tu amigo el cenizo, el pesimista, el que se queja de todo? ¿o al que te contagia energía positiva, optimismo y te hacer reír?

¿Te llevarías a una isla desierta a los miembros de tu equipo?

¿Y qué tipo de empleados prefieres que hable con tus clientes?

Las empresas podemos hacer mucho por aumentar la felicidad y el bienestar de nuestros empleados, en primer lugar tomar conciencia de que la Felicidad es un elemento más de la Productividad.

“la felicidad es un activo empresarial como lo son la experiencia, la formación o el liderazgo. Y como tal debería evaluarse y tenerse en cuenta como criterio de selección.” (lo dicen desde la Fundación Mª Jesús Álava Reyes.

Escoger a empleados felices resulta determinante. Y trabajar para mantener e incrementar esos niveles de felicidad, es estratégico.

 

Si quieres que hablemos de Felicidad en tu empresa, estaremos encantado de hacerlo. Aprender a ser más felices nos interesa a todos.

Pregúntanos acerca de nuestros talleres para aprender a ser Más Felices y nuestros Programas de Bienestar Corporativo