¿Cómo me visto para una entrevista de trabajo?

5 prácticos consejos para elegir el vestuario más adecuado y triunfar en tu entrevista
beard-2365810_1920

Por Javier Gil
Recruiter 2.0

 

Tras varias fases del proceso de selección como la criba curricular o la entrevista telefónica por fin llega el día: la entrevista presencial.

Muchas preguntas retumban en tu cabeza: ¿Qué me preguntarán? ¿estaré a la altura de las expectativas de la empresa? Y… ¿cómo me visto para la entrevista?

Para la empresa que busca a su candidato/a ideal todo suma y además de reunir los requisitos técnicos para el puesto, es necesario mostrar una imagen que vaya acorde con la cultura de la empresa a la que postulas, esto te hará estar un paso más cerca de tu objetivo.

Queremos ayudarte con esto último y por ello te vamos a dar algunos prácticos consejos para elegir una vestimenta adecuada en un día en el que estará en juego tu futuro profesional.

-Independientemente de que seas hombre o mujer, es necesario cuidar tu imagen, piensa que será la primera impresión que la empresa tendrá de ti. Es conveniente ir bien afeitado, con la ropa bien planchada, evitar el exceso de maquillaje, tacones muy altos, no llevar un perfume demasiado intenso y sobre todo mantener una buena higiene general.

-No está de más realizar una pequeña investigación sobre el código de vestimenta de la compañía, lo recomendable es apostar por un look discreto y formal.

-Intenta elegir colores neutros como pueden ser el blanco, negro o azul marino. Para estas ocasiones suelen ser los más adecuados.

-En conveniente evitar llevar joyas o accesorios innecesarios que puedan distraer la atención del entrevistador, los accesorios básicos recomendados pueden ser el reloj y el cinturón. Si llevas tatuajes lo más recomendable es taparlos. En cuanto a accesorios podemos aplicar aquello de “menos es más”, debe primar la sencillez.

-En cuanto al calzado, elige uno que sea cómodo y formal, evitando que el pie quede destapado. No es recomendable estrenar el calzado ese día, puesto que nos podría causar rozaduras y hacernos sentir incómodos en un momento en el que tenemos que estar concentrados.

Las empresas valorarán tu esfuerzo por dar una buena imagen, por ello, para elegir un vestuario adecuado es importante utilizar el sentido común, tener claro cuál es la imagen que deseas transmitir y realizar una elección que te permita tener una comodidad plena para centrarte en dedicar todo tu esfuerzo en realizar la entrevista perfecta y conseguir el puesto.

 

«Nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión»