¿A VUELTA DE LAS VACACIONES? NUESTROS 5 TIPS PARA CONVERTIR EN POSITIVA LA VUELTA A LA RUTINA

No vamos a negar que los primeros días de vuelta pueden ser difíciles, por eso queremos centrarnos en facilitarte aquellas sugerencias que harán más llevadera la vuelta al trabajo. Ni las vacaciones son la panacea, ni la vuelta a la rutina es una tortura.
960x0

Por Elena Cucala

Desarrollo de Personas y Organizaciones

 

Se acabó el mes de agosto, probablemente el más inusual de los agostos que hayamos vivido hasta ahora. Para muchas personas se acaban también las vacaciones de verano, esos maravillosos días de muchos SIN y también muchos CON. Sin horarios, sin obligaciones, sin normas, sin prisas. Con familia, con amigos, con playa, con sol, con siestas… Además este final de año viene cargado de incertidumbre, por lo que vivir en el presente, en el aquí y ahora, debe convertirse en una máxima. No parece muy útil planificar a largo plazo.

Dicho así, pareciera que la vuelta a la rutina esta nueva normalidad debiera ser una condena. Nada más lejos de la realidad.

 No vamos a negar que los primeros días de vuelta pueden ser difíciles, por eso queremos centrarnos en facilitarte aquellas sugerencias que harán más llevadera la vuelta al trabajo.
Ni las vacaciones son la panacea, ni la vuelta a la rutina es una tortura.

  1. “Ay qué pesado, qué pesado, siempre pensando en el pasado…” No vuelvas a tu día a día pensando únicamente en lo bien que lo pasaste y lo desafortunado/a que eres porque ya terminó. Aquí y Ahora, disfruta tu presente. La rutina tiene cosas maravillosas, y si no las tiene, incorpóralas.
  2. Haz cada día algo que te haga feliz. Piensa en aquello que te da energía, que te llena de vitalidad. Incorpóralo a tu rutina diaria. No importa si es deporte, lectura, meditación, charlas con amigos o momentos de soledad. Descubre qué te hace florecer e incorpóralo a tu día a día.
  3. ¿Qué te gusta de las vacaciones? Piensa si hay algo de tu período vacacional que puedas incorporar a tu rutina diaria, semanal o mensual, ¿desayunar con calma, hacer la siesta, jugar con tus hijos, viajar…? Piensa en ello y no lo dejes únicamente para un corto período del año
  4. Hábitos saludables. “Mens sana in corpore sano”, lejos de ser un tópico, es una realidad: si cuidas tu cuerpo cuidas tu mente. Trabaja en tu Bienestar para poder estar en tu mejor versión: alimentación, movimiento, gestión emocional, atención plena…¡hay tantas cosas que puedes hacer por ti!
  5. Plantéate metas y objetivos a corto plazo. No hacen falta grandes retos, cosas sencillas que quieras conseguir. Si cierras los ojos y sueñas un poco, ¿qué te gustaría alcanzar? Ponte a ello. Las metas nos motivan, nos guían, nos activan; son un combustible magnífico. Trabaja en tu Liderazgo Personal.
  6. No caigas en las garras del miedo. Como bien sabes, es una emoción muy útil para protegernos, sin embargo se vuelve en nuestra contra y nos paraliza cuando nos dejamos invadir por ella. Aprende a discernir y a gestionar la “sobre-información”

Y recuerda, hay que cambiar esa visión obsoleta de la rutina como una tortura, de hecho uno de las mayores aprendizajes de la situación que estamos viviendo es precisamente el volver a valorar las pequeñas cosas, esa rutina previa a la pandemia.

Al fin y al cabo, eso es tu vida: una mezcla de días de rutina con días de descanso.

¡FELIZ RE-INICIO!