7 ASPECTOS ESENCIALES A INCLUIR EN EL CURRICULUM VITAE

El diseño y el contenido de nuestro currículum vitae es esencial para diferenciarse.
Woman working in home office hand on keyboard close up
Por Tamara Ferrer
Recruiter 2.0

 

Si la búsqueda de empleo es una labor ya de por sí ardua, aún más lo es el diseño de nuestro currículum vitae, esa pieza de papel en el que en apenas unas líneas debemos resumir años de estudios y experiencia laboral.  Es normal que nos cause incertidumbre, ya que no sabemos exactamente si lo estamos haciendo bien y además, estamos aportando la información necesaria.

¿Cuáles son los ingredientes más relevantes que deben aparecer en nuestro CV?

  1. Datos personales

En la parte superior de la página, bien visible, debe estar tu nombre, foto, número de teléfono, email y una dirección a tu perfil de LinkedIn, blog personal, dirección web, un código QR…

Esto puede parecer obvio, pero los candidatos a veces se olvidan de incluir información básica.

TIP: No escribas el título “Currículum Vitae” en la parte superior, es mucho mejor encabezar el currículum con tu nombre.

  1. Título profesional y/o Extracto

Con un simple vistazo tiene que quedar claro cuál es tu profesión y sector. Siempre debajo de tu información de contacto y justo antes de tu formación y experiencia profesional.

Si queremos incluir un extracto, resumiremos brevemente en tres o cuatro líneas, nuestra experiencia y qué objetivo profesional tenemos, adaptándolo a la oferta si se desea obtener un mayor impacto.

TIP: Si no has trabajado antes también debes tener un resumen, pues es aquí donde indicas qué objetivo tienes y qué habilidades o capacidades posees. No olvides escribir en primera persona.

  1. Formación

Separa la formación reglada de los cursos adicionales realizados, que irá en otro apartado como formación complementaria.

Recuerda comenzar por el nivel máximo de formación alcanzado, tales como carrera universitaria, máster, postgrado o similares. En el apartado de cursos complementarios debemos incluir solo aquellos cursos que se adecuen al puesto ofertado o que sean de interés para la empresa.

TIP: Si tienes alguna certificación o grado avanzado que esté considerado como un activo importante en su sector, destácala.

  1. Experiencia profesional

Aquí indicamos el nombre de las empresas, el periodo trabajado y el cargo o puesto desempeñado. Eso sí, procura que sea breve y conciso y que esté redactado de tal forma que resulte interesante y llamativo.

TIP: Evita frases vacías como: “realizando tareas propias del departamento” o de tal o cual profesión. Tu experiencia debe expresar lo que sabes hacer.

  1. Idiomas

Es importante que en tu CV se vea claramente el nivel de idiomas que tienes, siempre y cuando puedas acreditar dicho nivel.

TIP: Recuerda que elevar el nivel no servirá de mucho cuando tengamos que justificarlo con un título, o si hemos de enfrentarnos a una conversación en dicho idioma donde rápidamente se detectarán nuestras carencias.

  1. Logros, logros y logros

Los reclutadores quieren saber has hecho para contribuir al crecimiento de un departamento, equipo o empresa para determinar si tus fuerzas se alinean con las necesidades y responsabilidades de su compañía y con las de la oferta de trabajo en cuestión.

TIP: Se recomienda incluir debajo de cada experiencia laboral una pequeña descripción en la que se incluyan “los éxitos más importantes y relevantes”.

  1. Palabras clave

Es interesante que identifiques los términos que se mencionan más frecuentemente en las ofertas de trabajo o de tus habilidades  como por ejemplo “SEM” o “Community Manager”, y los incluyas en tu CV para que lo encuentren digitalmente o puedan ver a simple vista que tus puntos fuertes encajan con lo que buscan.

TIP: Las palabras clave se usan como términos de búsqueda para restringir el campo de candidatos para una posición determinada.

Estos son algunos aspectos clave pero dependiendo del candidato y de la oferta será aconsejable o no, utilizar todos los apartados. Y en cualquier caso lo importante es el contenido, así como las palabras y la forma de explicar las cosas. Esto es lo que marcará la diferencia.

 

«No es lo que tú tienes, sino como usas lo que tienes lo que marca la diferencia» Zig Ziglar