DESCONECTAR EN VACACIONES: 6 CONSEJOS CLAVE

La importancia de descansar en vacaciones está directamente relacionada con la consecución del bienestar físico, psíquico y emocional de la persona.
1_44
Por Tamara Ferrer
Recruiter 2.0

 

Las vacaciones son ese momento perfecto para desconectar de las responsabilidades que nos estresan en la rutina diaria, pero cuando al fin llegan parece que, en ocasiones, no somos del todo capaces de desconectar del trabajo. No son un capricho, sino una necesidad para nuestra salud física y mental, un imprescindible en estos tiempos de prisas.

La clave está en una ruptura total con nuestra rutina, marcar un límite entre el antes y el después, para darnos cuenta de que hay un cambio de ciclo. La importancia de descansar en vacaciones está directamente relacionada con la consecución del bienestar físico, psíquico y emocional de la persona. Por eso hay que tratar de desconectar del trabajo en vacaciones desde el minuto cero que salimos por la puerta.

¿Cómo? Toma nota de los siguientes consejos.

  • Déjalo todo atado: Es aconsejable dejar el trabajo cerrado y controlado, avisando a algún compañero, sabiendo delegar adecuadamente.
  • Intenta desconectar de la tecnología: Es el momento de descansar, de una desintoxicación tecnológica. Desconecta el teléfono de trabajo y olvídate del correo.
  • Concéntrate en tus aficiones: Es fundamental lograr conectar con las cosas que nos hacen sentir bien y recrearse en lo que a uno le gusta para conseguir una sensación placentera que nos ayude a olvidarnos de la rutina.
  • Cuida de ti: La pereza, lejos de producir descanso, produce cansancio. En cambio, el ejercicio físico reporta vitalidad y energía positiva. Cuida la alimentación y descansa.
  • Comparte el tiempo: Cuando estamos con otras personas somos más felices. Compartir momentos con familia y amigos, regenera e impulsa.
  • Práctica el slow and flow: Cambia el ritmo. Tomate tiempo y deja fuera las prisas. Deja que las cosas y los planes fluyan. Pero además de todo esto, las vacaciones son un momento idóneo para reflexionar sobre nosotros mismos.

No debemos olvidar que la función de las vacaciones no es sólo la de descansar, sino la de recargar pilas para volver al trabajo y a la rutina con mejores energías. Lo ideal es que cuando volvamos a entrar ni siquiera nos acordemos de nuestra contraseña de acceso.

¿Y tú, estás preparado para disfrutar de tus vacaciones?

Desde ALENTA EQUIPO deseamos que desconectes porque para mirar hacia adelante, debemos parar de verdad, frenar y renovarnos. ¡Feliz Verano!