6 ERRORES QUE NO DEBES COMETER EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Cuando te encuentras en búsqueda activa de empleo tienes en cuenta los pasos a seguir para prepararte la entrevista, pero en la fase previa también podemos cometer errores y es aquí por donde debes empezar. Una búsqueda planificada y eficiente, te hará llegar más lejos.
top-3-mejores-webs-para-encontrar-trabajo-online
Por Tamara Ferrer
Recruiter 2.0

 

Cuando te encuentras en búsqueda activa de empleo tienes en cuenta los pasos a seguir para prepararte la entrevista, pero en la fase previa también podemos cometer errores y es aquí por donde debes empezar. Una búsqueda planificada y eficiente, te hará llegar más lejos.

A continuación, hemos recopilado 6 errores que no debes cometer en la búsqueda de empleo. Te explicamos cómo hacerlo bien ¡Toma nota!

1- No focalizar. Cuando llevas mucho tiempo sin trabajar comienzas a inscribirte a todas las ofertas de trabajo, quizás por desesperación, quizás por probar suerte… sea por lo que sea, es algo que debes evitar. El “vale todo para todos” no funciona, no servimos para cualquier tipo de trabajo. La solución para esto es: busca lo que realmente te apasiona y focaliza tu búsqueda. Puede que el primer día no haya suerte, ni el segundo, pero la constancia te lleva al resultado.

2- Búsqueda pasiva.No podemos reducir las oportunidades laborales a las ofertas publicadas en internet. Es esencial establecer una estrategia, tener claro a qué ofertas de empleo optar, dónde se encuentran éstas, a través de qué medios llegar a ellas y qué recursos emplear. El networking es el principal capital activo que la persona tiene al momento de buscar un nuevo empleo. Los contactos del entorno profesional y personal son una de las herramientas fundamentales a la hora de buscar trabajo. Sé proactivo.

3- Infravalorar la importancia de un CV y una carta de presentación atractivos.Recuerda que la primera impresión es la que cuenta. Debes personalizar el CV y hacerlo visualmente atractivo. Si contiene errores, resulta difícil de leer, su presentación es descuidada o el formato no es elaborado, la imagen que transmite es de poca profesionalidad. Tu carta de presentación debe adaptarse a cada oferta de trabajo, y a cada empresa en la que se presenta, ya que debe convencer al seleccionador de que reúnes unas habilidades profesionales y personales que te diferencian del resto y te convierten en el candidato ideal

4- Descuidar el perfil en redes sociales.Es muy importante que tengas mucho cuidado con el contenido que compartes en tus perfiles de redes sociales. Las redes ofrecen una accesibilidad a los empleadores, antes impensable. Los reclutadores pueden comprobar que imagen transmites, pero también es una oportunidad para “venderte” en internet de una forma adecuada. Crea un perfil profesional adicional y hazlo público, esto permitirá exhibir tus conocimientos y habilidades

5- No hacer seguimiento de las candidaturas. Créate una rutina para buscar ofertas de empleo y para realizar el seguimiento de estas. El buscar trabajo ya de por sí es un trabajo diario. Si una candidatura te pone que estás “en proceso” y ves que no se mueve, una opción a tener en cuenta es llamar al reclutador para informarte. Además, no puedes desatender tu teléfono, ya que te pueden llamar en cualquier momento para citarte para una entrevista. De lo contrario, es posible que pierdes una oportunidad única.

6- Actitud equivocada.Es común echarles la culpa a otros o a las circunstancias cuando no encontramos trabajo. Muchas veces, comenzamos a vivir un proceso de desilusión cuando esperamos resultados inmediatos y no los conseguimos. Lo correcto es que, mientras buscas, analices qué puede ser lo que no está dando resultado y puedas aprender de los errores para no volver a repetirlos. Lo importante es ir sembrando. Debes mantener una actitud positiva. Si enfocas bien tu energía, tarde o temprano conseguirás los frutos de tu trabajo. Rendirse no es una opción.